polinesia

Guía para cortar pantalones vaqueros

Guía para cortar pantalones vaqueros

Seguro que te has dado cuenta de que una de las grandes tendencias de esta temporada es que el bajo de los pantalones vaqueros esté cortado y deshilachado.

Hay muchas variantes: cortar los vaqueros con flecos, cortar el bajo de los vaqueros deshilachados, cortar los vaqueros de largos a cortos…

Es cierto que hay muchas marcas que ya te venden este tipo de pantalones así cortados pero, ya que esta prenda es un básico de nuestro armario que seguro que tenemos en muchas variantes, ¿por qué no dar nosotros mismos una nueva vida a nuestros jeans con un simple corte? Te enseñamos cómo hacerlo para estar a la última y ahorrar dinero y tiempo. ¡Toma nota!

 

¿Qué necesitas para cortar unos vaqueros?

Cortar unos vaqueros es mucho más fácil de lo que te piensas. Para empezar, solamente necesitas:

  • Unos vaqueros viejos.
  • Una tiza o pastilla de jabón para marcar.
  • Una cinta métrica para igualar ambas piernas.
  • Unas tijeras grandes de costura.

 

No te hace falta ni aguja, ni hilo, ni dedal… No vas a coser nada porque, como ya hemos dicho, una de las características de esta tendencia es que el bajo quedará deshilachado. ¿Te atreves a cortar por lo sano?

 

Cómo cortar pantalones vaqueros paso a paso

Hay diferentes formas de cortar los pantalones vaqueros, en función del tipo de pantalón que quieras obtener. Tanto si prefieres unos vaqueros tobilleros o piratas como si lo que buscas es conseguir unos shorts a partir de un pantalón vaquero largo, la técnica es bastante sencilla.

 

Cortar vaqueros largos a cortos

Los shorts son uno de los pantalones vaqueros que mejor sientan. Por eso, son un básico en nuestro armario. Y, esta temporada, lo tenemos tan sencillo como cortar unos vaqueros antiguos para conseguir justo el modelo que más se lleva. ¿Cómo hacerlo? En seis sencillos pasos:

 

  1. Elige unos vaqueros viejos, a ser posible de muslo ancho (cuanto más, mejor).
  2. Extiende tus pantalones y mide desde la cintura y a lo largo del borde exterior hasta el largo que quieras obtener (puede que con unos 40 centímetros tengas suficiente).
  3. Marca esa medida con la tiza o pastilla de jabón.
  4. Dobla los pantalones por la mitad, dejando la parte delantera por dentro al realizar el pliegue y la parte trasera por fuera.
  5. Vuelve a marcar a la altura que prefieras.
  6. Corta con las tijeras siguiendo la marca que has hecho, primero una pierna y luego la otra (para hacerlas coincidir mejor).

 

Una vez hecho esto, tienes varias opciones. Por un lado, cortar los vaqueros deshilachados, para lo que sólo tendrás que tirar un poco, ayudándote con las tijeras. Por otro lado, dejarlos como están. Y, por último, hacer un dobladillo, que puedes dejar fijo si lo coses o, simplemente, doblarlo y desdoblarlo para dar un aspecto diferente a tus shorts cada vez. ¿Verdad que es fácil?

 

Cortar el bajo a los vaqueros

 

Cortar el bajo a los vaqueros

Aquí tenemos un gran dilema, porque cortar el bajo de los vaqueros esta temporada puede ser una decisión de lo más difícil, ya que hay muchas posibilidades y no sabemos cuál nos gusta más.

El método de corte es el mismo que en el apartado anterior, pero tendrás que elegir cuánto cortas y de qué manera para que queden a tu gusto. Cortar unos vaqueros tobilleros nunca ha sido una decisión tan complicada:

  • Puedes cortar por encima del calzado que vayas a usar. Por ejemplo, algo más alto que tus botines.
  • Puedes cortar los vaqueros un poco más largos por detrás que por delante, que es el corte que más se lleva.
  • Puedes cortar el bajo de los vaqueros deshilachados.
  • Puedes cortar los vaqueros de campana a media pantorrilla.
  • Puedes cortar los vaqueros un poco más arriba del tobillo y deshilachar solamente la parte posterior.

¿Cuál es el corte que más te gusta? ¡Personalízalo y tendrás los vaqueros cortados que están de moda!

 

¡Evita estos errores al cortar pantalones vaqueros!

A la hora de cortar tus pantalones vaqueros, ten en cuenta estos consejos para no cometer errores irremediables:

 

  • Prueba siempre con un corte más largo de inicio. Meter la tijera de nuevo es posible, pero añadir tela que ya has cortado después, no.
  • Pruébate los vaqueros cuando los tengas señalizados y después del primer corte para saber si realmente te gusta el arreglo.
  • No cortes unos vaqueros nuevos ni unos vaqueros caros, te puedes arrepentir y luego ya no hay remedio.
  • Haz el corte y deshilacha los pantalones con sumo cuidado o te acabarás cargando el diseño.

 

Como siempre te decimos en Polinesia, si quieres estar a la última, tienes que arriesgarte. Pero nunca está de más tomar precauciones por si las moscas. ¿Sabes ya cómo vas a cortar tus pantalones vaqueros?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *