PLNS

Sudaderas cortas: Combatiendo el frío con ellas

Sudaderas cortas: Combatiendo el frío con ellas

¿Quién dijo que la única manera de combatir el frío era vestir con prendas largas y amplias? Las sudaderas cortas, a las que dedicamos este post, son un ejemplo de que no hace falta recurrir a prendas oversize o muy cerradas para buscar un plus de protección. Aquí te contamos algunos detalles de una propuesta con mucho éxito en nuestro catálogo.

Qué son las sudaderas cortas y dónde se encuentran

Las sudaderas cortas son aquellas sudaderas cuyo bajo es sensiblemente más alto de lo normal. Es decir, quedan unos centímetros por encima de la cintura, no tan arriba como un top, pero sí al estilo de una camiseta corta de verano. Otra particularidad es que no siempre incluyen bolsillos de la parte del vientre, precisamente por la reducción de espacio que hay en esta zona de la prenda.

El resto de detalles son los mismos: el cuello suele tener una sudadera con cordones de ajuste (aunque no es necesariamente obligatorio), su manga es larga con el puño ligeramente ceñido a la muñeca por medio de una tira de canalé o similar y pueden ir serigrafiadas en su parte delantera o trasera.

Las sudaderas cortas tienen especial presencia en los catálogos femeninos, en la temporada de otoño e invierno, aunque también son una buena opción para las días fríos de la primavera y las noches frescas del verano. En el catálogo de chicos, en cambio, no son habituales, aunque sí podrás encontrar algunas variaciones, como explicaremos al final de este artículo.

Ejemplos de sudaderas cortas en PLNS

Si te das una vuelta por la sección de sudaderas de PLNS, no tardarás en descubrir ejemplos de este tipo de prenda. Un modelo habitual es la sudadera corta deportiva, en la que el bajo va ligeramente ceñido a la cadera. La capucha, los cordones del cuello y el bolsillo de tipo canguro al vientre son detalles imprescindibles.

Otro tipo de sudadera corta que suele tener protagonismo en nuestras colecciones es la del bajo con corte a sangre. ¡Es como si hubieras cortado el bajo de la sudadera con tu propia tijera a modo de rebeldía! Esto se puede dar tanto en modelos deportivos como en otros urbanos, de estilo militar o aviador, por ejemplo. El resultado es un bajo holgado y suelto, muy del gusto femenino.

Cómo combinar estas sudaderas

Existen dos grandes opciones para combinar este tipo de sudaderas. Por un lado están los pantalones de tiro alto, especialmente los de aire desenfadado, como los vaqueros ajustados y desgastados. Se trata de una buena forma de marcar figura, puesto que el bajo de la sudadera no hará de barrera visual entre el resto de personas y tu silueta.

Y por otro lado, puedes optar por un pantalón de tiro normal o bajo. En ese caso, puedes elegir sudaderas aún más cortas, las que tienen un bajo que no sobrepasan el ombligo. De esa manera, esta zona de tu abdomen quedará al descubierto, al estilo de lo que es habitual en verano con tops y shorts, pero con sus versiones largas (pantalón y sudadera).

En hombres, otras variantes

Como decíamos, en sudaderas para hombre, las sudaderas cortas son menos habituales. Para ellos, lo más corto y recogido son las sudaderas de cuello redondo y bajo ligeramente ceñido a la cintura, al estilo de los clásicos conjuntos de entrenamiento compuestos por sudadera + jogger.

La sudadera chaleco es otra variante en las colecciones masculinas. Es decir, tienen un bajo normal pero una manga corta o incluso carecen de ella. Es, por tanto, una vuelta de tuerca al concepto de la sudadera como prenda de abrigo, pues son ideales para combinar con una camiseta de manga corta en un día no demasiado fresco.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *