polinesia

Cómo hacer el cambio de armario

Cómo hacer el cambio de armario

Nos encantan los cambios de estación pero, no nos engañemos, ¡qué pereza nos da el cambio de armario! No te preocupes, en Polinesia te damos los consejos y tips que necesitas para que el cambio de temporada de armarios sea lo menos traumático posible. ¡Toma nota!

 

¿Cuándo hacer el cambio de armario?

Tenemos que ser prácticos. Hacer un cambio de armario en cada estación es innecesario, además de una pérdida de tiempo. ¿Por qué? Básicamente, porque la mayoría de prendas que utilizas en otoño también te las pones en invierno. Y lo mismo ocurre con la primavera y el verano.

Por tanto, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que lo recomendable es hacer el cambio de armario dos veces al año. Una, cuando llega el otoño; y la otra, cuando llega la primavera.

Eso sí, ten a mano siempre alguna prenda de entretiempo cuando todavía no se ha asentado el cambio de estación, porque ya sabes que el tiempo, a veces, puede estar un poco loco. ¿No te ha pasado nunca eso de ir con sandalias y cazadora al mismo tiempo?

 

Cómo hacer el cambio de armario paso a paso

Para optimizar el tiempo a la hora de hacer el trasvase de ropa, te recomendamos que sigas estos pasos, de forma que el proceso sea mucho menos tedioso. ¿Cómo hacer el cambio de armario fácil?

 

  1. Vacía por completo el armario y clasifica tu ropa. Alguna tendrás que lavarla, otras prendas irán directas a cajas y, seguramente, ciertos complementos puedan seguir sirviéndote.
  2. Limpia el armario. Aprovecha que está vacío para dejarlo a punto, que el polvo se cuela por todas las rendijas.
  3. Pon orden. Empareja tus calcetines, tus conjuntos de lencería, tus zapatos, etc. Algo muy útil es organizar por colores tus prendas, así te será más fácil después configurar tus looks cuando no sepas qué ponerte.
  4. Economiza espacio. Procura que tus prendas estén lo más ordenadas posible, bien dobladas, visibles a la hora de utilizarlas… El desorden no te será útil a la hora de buscar la ropa que quieres ponerte.
  5. Recicla. Cuando lo tengas todo colocado, te darás cuenta de que hay cosas que ni te has puesto ni tienes pensado volver a ponerte. Puedes donar esas prendas. ¡Nunca las tires! A no ser que estén ya bastante estropeadas…

 

Con estos sencillos pasos, tu cambio de armario será mucho más ágil y, sobre todo, útil.

 

Cómo seleccionar ropa en el cambio de armario

¿Cómo hacer cambio de armario y no morir en el intento? Una de las principales razones por las que nos hace sudar tanto el cambio de armario es porque, por lo general, no sabemos qué prendas nos van a servir y cuáles no. Al final, tenemos mucha más ropa de la que nos ponemos a lo largo de una temporada, y eso ralentiza mucho el proceso.

 

Para evitar esa situación, te recomendamos que clasifiques tu ropa por categorías, agrupando la ropa por tipo de prenda. Haz un ejercicio de sinceridad contigo mismo y quédate solamente con aquello que sepas que te vas a poner sí o sí.

 

Si esa blusa que compraste hace diez años hace mucho que no la has vuelto a usar, ¿qué te hace pensar que este año sí lo harás? Como hemos dicho, tienes que optimizar tu espacio y tener tu ropa visible. Si acumulas prendas que ni te pones, estarás haciendo lo contrario a organizar tu armario.

 

8 consejos para hacer el cambio de armario

En línea con lo que acabamos de decir, tus abrigos favoritos del invierno estarán bien visibles para poder usarlos cuando los necesites. Pero de nada sirve que tengas otros tres abrigos más ocupando espacio en tu percha ‘por si acaso’. ¡Hay que tomar decisiones! Por eso, toma nota de estos consejos si no sabes cómo hacer el cambio de armario sin perder la cordura:

 

  1. Elige un día para hacer el cambio de armario en el que vayas a tener tiempo de verdad para dedicarlo a esta actividad porque te puede llevar un buen rato la tarea.
  2. Vaciar el armario antes de empezar es imprescindible para hacerte una idea del espacio que tienes y de la cantidad de ropa que tienes que colocar.
  3. Agrupar la ropa por categorías te agilizará el proceso y te dará una idea visual de qué debes colocar en cada sitio: estantes, perchas, cajones…
  4. Es importante que decidas dónde poner cada tipo de prenda. Los vestidos, en las perchas; las camisetas, en los cajones; etc.
  5. No te olvides de la ropa que quitas del armario porque la tendrás que almacenar correctamente hasta el siguiente cambio de armario.
  6. Ten a mano aquellas prendas que utilices con más frecuencia. La ropa que sólo tienes para determinadas ocasiones puede estar ‘más oculta’.
  7. Aprovecha bien todos los espacios con los que cuentes y ten visibles todas las prendas (ropa, zapatos, complementos) para que no se pase una temporada entera sin usar algo que ni recordabas que tenías.
  8. Cuida tu ropa. Procura que tanto la ropa que pones en el armario como la que almacenarás hasta la siguiente temporada esté limpia y bien doblada para que esté impecable cuando quieras volver a usarla.

 

Con todos estos consejos para tu cambio de armario, ¿verdad que ya no te resulta tan espantoso tener que hacer esta tarea?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *